Categorías
Asado Carne

Marucha

La marucha es de esos cortes sabrosos y tiernos que casi nadie pide y que, además, es muy económico. Es el músculo que recubre los bifes anchos. Esto quiere decir que es un corte de la zona delantera del animal, entre el cuello y la espalda (la región escapular, que le dicen). No es un músculo que trabaje demasiado, lo que explica que sea de terneza media.

¿POR QUÉ ES UN CORTE CASI DESCONOCIDO?

En principio, porque no es tan blando como el lomo o el cuadril (aunque está lejos de ser duro como sus «vecinos» el azotillo o la aguja). Quizá también ahuyente un poco el cartílago que suele atravesarlo: si está duro se lo puede retirar cortándole los bordes con un cuchillo. Pero si el animal es chico, ni se le nota.

¿MUCHA GRASA?

Lo que puede espantar a los amantes de la carne lisa es que tiene varias capas de grasa: a no asustarse, eso le da sabor y, además, es una grasa muy fácil de apartar en el plato.

LA COMPRÁS EN EL SÚPER

En muchos supermercados viene en bandejita. A veces está cortada en forma de bifes (y ahí se le puede ver claramente el cartílago) y en otras ocasiones la venden entera. En ese caso, extendida sobre la mesa, se parece mucho al vacío.

¿NOVILLO O TERNERA?

Para aprovechar el sabor de este corte, es ampliamente recomendable buscar marucha de novillo antes que de ternera.

CÓMO PREPARARLA

Es un corte que se puede hacer al horno, a la parrilla o en estofado. Es mucho más sabroso que la tapa de nalga, por ejemplo, y cuesta la mitad. Si la vas a hacer a la parrilla, al horno o a la plancha, la opción de marinarla le agrega mucho sabor y, a su vez, la ablanda. Los amantes de la combinación de salado y dulce (mal llamada agridulce) pueden marinarla en jugo de tres naranjas, medio vasito de salsa de soja, una ruedita de jengibre, una cucharada de miel y dos dientes de ajo enteros y pelados. Para los comensales de gusto más bien clásico, se puede marinar en vino blanco, dos dientes de ajo y una cucharadita de canela. En los dos casos, sal y pimienta, y recordar que la carne debe permanecer sumergida unas tres horas en el líquido.

Fuente: La Nación

Categorías
Extras Tecnicas Tips

Como sacarse el olor a ajo de las manos

¡Debo admitir que me encanta el olor a ajo! También su gusto y la manera que acompañar a una buena carne al horno o una salsa roja para las pastas. Claro que el olor a ajo en las manos al momento de una reunión importante o visitando un cliente ya no me gusta tanto, y ahí es donde empieza la lucha entre este perdurable e intenso aroma y mi voluntad de sacarlo de mis manos.

Hace un par de años recorriendo las calles de Copenhague me topé con un local que vendía artículos para cocineros y encontré con un jabón metálico que prometía sacar el olor a ajo de las manos, el problema era que con esa promesa también estaba la de dejar mi billetera vacía ya que costaba unos 60 Euros, por lo que quedo en los anaqueles del negocio y yo tuve que esperar hasta el año pasado para comprarlo, por suerte bastante más barato en una tienda especializada en Belo Horizonte.

El resultado es asombroso, uno lava sus manos solo con agua frotándose el jabón metálico por todos lados y el olor (como por arte de magia) se va. Pero como no creo en la magia (de hecho creo que el único acto de magia real que hizo David Cooperfield en su vida fue salir con Claudia Schiffer) me puse a investigar un poco que es lo que pasaba en las manos cuando frotábamos ese jabón “mágico”.

Lo que descubrí (como me lo imaginaba) no había nada de mágico pero si había algo de engaño, ya que el jabón metálico se trata simplemente de una barra de acero inoxidable, por lo que los 60 Euros más que magia eran un robo.

La cosa es que el acero inoxidable tiene una ligera capa de cromo que lo recubre, el cual aparentemente (no hay prueba científica irrefutable aún) reacciona con el azufre causante del olor en el ajo y lo despega de la mano a la vez que el hierro despega en forma mecánica la casi invisible capa de grasa que recubre nuestras manos donde se depositan las moléculas causantes del olor.

Entonces toda esta explicación es para contarles que no hace falta que compren ningún jabón anti ajo metálico, simplemente , para sacar el olor a ajo de las manos, lávense con abundante agua mientras se frotan con cualquier elemento de acero inoxidable que tengan a mano, una cuchara, un cucharón o hasta la misma canilla de la cocina y listo!

Si después de este proceso aún sienten olor en sus manos acá les dejo un par de tips extras:

 Pasa por tus manos granos de café

 Espolvorea bicarbonato de sodio en tus manos

 Lávate las manos con un poco de enjuague bucal

Categorías
elasadoperfecto Tips

Antes de encender el fuego para el asado.

Consideraciones generales :

Si vamos al diccionario vamos a encontrarnos que el fuego es el producto de la oxidación violenta de un combustible. De esta definición sacamos dos puntos importantes: Necesitamos oxígeno y un buen combustible.

1- Oxigeno:

Para que se produzca la oxidación es obvio que precisamos oxígeno, lo que nos indica que no importa la técnica que utilicemos para prender el fuego, siempre, siempre vamos a necesitar que quede espacio entre las piezas de carbón, papel o maderitas para no “ahogar” el fuego y permitir que este respire.

2-Combustible:

Empecemos analizando el combustible: En el momento de comprar el carbón busquemos bolsas que tengan pedazos grandes y no tanto polvillo, si al momento de encender el fuego, el carbón hace mucha chispa, se trata de un material de poca calidad y seguramente rendirá menos que lo calculado.*

* (Se calcula un kilo de carbón de buena calidad por cada kilo de carne).

3-Timing:

Es muy importante elegir bien el momento de “abrir el fuego”. El color de las brasas en ese momento debe ser de un color rojo vivo o bien que vayan tomando ese color gris apagado, porque si tenemos aún partes negras de carbón  corremos dos riesgos, el primero es que en un momento estas generen llamas y la segunda es que en ese acto se desprendan gases tóxicos que afecten a la carne. También es importante en este momento dejar un par de brasas a un costado para agregarles un poco de carbón y generar un “fuego de respaldo” en caso que nos quedemos cortos de calor para terminar el asado.

Categorías
Asado Carne Cortes Parrilla

Picana

LA PICANA, LA REINA DE LA PARRILLA

Así como muchos nombran al matambre o al vacio como cortes de origen argentino, la gran mayoría de la bibliografía de asados y parrillas coloca a la picana (o picanha) como un corte de origen brasilero, sobre todo por lo gran popularidad en las “churrasquerías “ del país de la samba y el carnaval. Sin embargo la historia nos dice algo distinto y podemos afirmar que, al igual que el dulce de leche y Maradona, la picana es argentina!

Cuentan, que allá por los años 1960 en Brasil este corte ni siquiera formaba parte de las cartas de las parrillas y restaurant, hasta que una noche, en las cercanías de San pablo, más precisamente en el restaurant Bambú (que todavía existe y está cerca del aeropuerto de congonhas), un millonario extravagante, fiel cliente de este establecimiento, en una de sus visitas ordeno al camarero un bife de cuadril argentino, el cual nunca llego, y en su lugar le presentaron una corte triangular en forma de bolsa y con una capa de grasa blanca que le daba un sabor mantecoso único. Después de terminar de comer y quedar fascinado por el sabor y la terneza de este nuevo corte, mando a llamar al asador, que justamente era tucumano y le contó que al no tener corazón de cuadril lo que le había servido era un corte que allá por sus pagos lo llamaban picana, por ser la parte del cuarto trasero donde se golpeaba al animal con un palo que tenía una fierro en la punta a la hora de arrear el ganado. Este palo se llamaba picana.

A partir de ese día, Baby Pignatari (así se llamaba el play boy millonario en cuestión) pidió el mismo corte en cuanto restaurant de Brasil visitase  y su popularidad a partir de ese momento no hizo más que crecer, hasta que por mediados de los ´80 ya ocupaba el puesto número 1 entre las preferencias de los consumidores brasileros y todo gracias a la capacidad de improvisación (que tanto nos caracteriza) de ese parrillero tucumano.

Y ahora que ya sabemos que es más tucumana que los alfeñiques, te tiro un poco de data para que en el próximo asado todos en la mesa griten “¡un aplauso para o asador mais grande do mundo!”

         Al momento de comprar elegí cortes que no superen los 1,200 kg. Y si conseguís de 800/900 grs. No dudes en comprarlas, esas tienen certificado de terneza.

         Nunca le pidas al carnicero que la desgrase, antes de llevarla a la parrilla solo retírale la grande en forma de membrana que se encuentra del lado magro del corte.

         Si bien es común en los restaurant encontrarnos con bifes de picana (sobre todo para acortar el tiempo de cocción) una buena picana, para que sea perfecta,se hace en una sola pieza.

         Jamás la pinches con el tenedor para darla vuelta. Perderias el precisado juguito que hace a la picana tan sabrosa

         Tampoco cortes la punta para saber si ya está lista. Tene paciencia!!!

         Una buena forma de cocción es cocinar unos minutos a fuego bien fuerte (para saber medir el fuego ver La Gaceta) del lado que no tiene grasa, luego dar vuelta y cocinar del lado de la grasa a fuego medio 1 hora y media para darla vuelta por última vez y cocinar 25 minutos más a fuego bajo.

         Sale con salmuera dando pinceladas cada 10 o 15 minutos, así la carne permanecerá hidratada y no se harán costras.

Categorías
Asado Carne elasadoperfecto

7 claves para una picana a la parrilla perfecta

En este artículo de dejamos 7 claves importantísimas para que a la hora de hacer una picana a la parrilla te salga tierna, jugosa y sobre todo muy sabrosa.

  1. Cuando vayas a comprar una picana, elegí aquellas que no superen los 1,200 kg. Y si conseguís de 800/900 gramos. No dudes en comprarlas, esas tienen certificado de terneza.
  2. Nunca le pidas al carnicero que la desgrase, antes de llevarla a la parrilla solo retírale la grande en forma de membrana que se encuentra del lado magro del corte.
  3. Si bien es común en los restaurant encontrarnos con bifes de picana que se llevan a la parrilla previamente feteados crudos (sobre todo para acortar el tiempo de cocción) una buena picana, para que sea perfecta, se hace en una sola pieza.
  4. Nunca la pinches con el tenedor para darla vuelta. Si lo haces vas a perder el precisado juguito que hace a la picana tan sabrosa
  5. Jamás cortes la punta para saber si ya está lista. La paciencia es una gran virtud a la hora de hacer buenos asados.
  6. Una buena forma de cocción es cocinar unos minutos a fuego bien fuerte del lado que no tiene grasa, luego dar vuelta y cocinar del lado de la grasa a fuego medio 1 hora y media para darla vuelta por última vez y cocinar 25 minutos más a fuego bajo.
  7. Usa una  salmuera (2 partes de agua y una parte de sal) para el salado de la picana, dando pinceladas cada 10 o 15 minutos, así la carne permanecerá hidratada y no se harán costras. No te preocupes por salar de más. La carne solo tomará la cantidad de sal necesaria para que quede sabrosa.

Foto: wikipedia

Categorías
Asado Carne Cerdo elasadoperfecto Parrilla Tips

Tips para a la hora de llevar el matambre a la parrilla

El matambre (tanto el vacuno como el de cerdo) es un gran corte para usar en la parrilla, ya sea que vamos a rellenarlo, hacerlo a la pizza o simplemente con un poco de limón y sal gruesa. En el club del asado perfecto te damos unos concejos para que tu matambre a la parrilla sea todo un éxito.

  • Siempre coloca primero el lado de la grasa hacia abajo en la parrilla.
  • Evita el fuego muy fuerte al principio de la cocción para que la sobre-cocción no endurezca la carne.
  • Realiza pequeños cortes en la membrana de grasa para que al encogerse no doble el matambre.
  • Macerá el matambre por lo menos un par de horas en limón, hierbas y pimienta, esto no solo ablandará la carne sino que la dará un sabor intenso.
  • Compra matambres de no más de 2 kilos (vacuno) o de 1 kilo (de cerdo) para asegurarte que se trata de carne de primera y de animales jóvenes lo cual te da muchas más chances de que tu asado sea tierno y se desarme en la boca.
Categorías
Asado elasadoperfecto Parrilla Tecnicas

Técnicas para encender el fuego

Dicen que un buen asado empieza en la carnicería y sin dudas lo que sigue es la preparación de un buen fuego. Ya sea que uses leña o carbón hay algunas técnicas básicas para encender el fuego que te van a ayudar a lograr brasas uniformes y chispeantes para un asado jugoso y con una costrita riquísima.


Distintas formas de encender el fuego para preparar un asado.

1- Pirámide:

Tradicional, de manual, la que usa muchísima gente y consta de formar una pirámide con centro de papel y paredes de maderitas (las mejores sin duda son las de cajón de verdura) y colocar el carbón alrededor. Como dato les cuento que esta técnica se hace mucho más efectiva si agregamos una chimenea improvisada con alguna lata abierta de ambos lados canalizando mucho mejor las llamas y concentrando el calor en la parte central de la pirámide.

2- Fuego en la parrilla:

Es muy fácil, no requiere mucho trabajo y es infalible, sin embargo tenemos en contra que solo funciona con parrillas que puedan girarse. La técnica es tan simple como colocar todo el carbón sobre la parrilla y encender bollitos de papel y maderitas por debajo de la parrilla hasta que el fuego prenda bien sobre el carbón. Una vez que las brasas están listas, se gira la parrilla y se “abre” el fuego.

3- Técnica de la botella de fernet:

Quiero aclarar que también funciona perfectamente con otras botellas, pero la realidad cotidiana nos muestra que casi siempre la primera botella que encontramos a mano antes de empezar a preparar un asado es una botella de este magnífico elixir negro.

La técnica es sencilla, se toman 6, 7 u 8 hojas de papel de diario (cualquier chiste político queda a cuenta y orden del lector)  y se enrollan una a una a lo ancho de la hoja, dejando un poco de aire en el interior del rollo y con cada uno de estos, envolvemos una botella, improvisando un nudo de papel para que se mantenga atado a la botella.  Una vez que tenemos la botella completamente envuelta en rollos de papel, la colocamos en la piso de la parrilla donde vamos a preparar el fuego y empezamos a colocar el carbón alrededor de la botella. Cuando ya tenemos armada nuestra montañita, y siempre cuidando que quede suficiente espacio en entre las piezas de carbón para que el fuego “respire” pasamos a retirar cuidadosamente la botella, dejando los aros de papel y convirtiendo nuestra montañita en un Volcán, al que le vamos a agregar unos bollitos de papel en el centro ya vacio y vamos a tirar un fosforo en el medio. Después de este punto, llegar a las brasas es solo cuestión de tiempo.

4- Trampas permitidas:

Siempre hay pequeñas trampas que podemos hacer para acelerar el proceso o para asegurarnos del éxito en la tarea de encender el fuego. La gran mayoría de estas tretas atentan contra un buen asado, como agregar alcohol, kerosene o nafta al momento de encender el fuego, sin embargo hay un par de ellas que cumplen con su función sin alterar el resultado final, y de estas les voy a pasar dos fáciles y rápidas:

Azúcar: agregar una cuantas cucharadas de azúcar en los rollitos de papel que hacemos aumenta la intensidad y la duración de la llama.

Aceite: tiene el mismo efecto que el azúcar y nos ahorramos el olor a caramelo quemado.

Categorías
Asado elasadoperfecto Parrilla Tecnicas

Como determinar la temperatura de la parrilla

Siempre leemos en las recetas de cocina cosas tales como: “cocinar 20 minutos a fuego medio” o “llevar a fuego fuerte durante una hora y girar cada 20 minutos”. Claro que si la receta habla de llevar al horno o a fuego de hornalla esto es fácil de medir, ya sea con el termómetro del horno o simplemente observando el tamaño de la llama en la cocina, pero que pasa si tenemos que determinar la temperatura de una parrilla? ¿Como sabemos a qué altura debe estar distanciada la parrilla de las brasas para lograr ese “fuego medio” que nos pide la receta?, o ¿cómo saber cuándo hay que agregar brasas o quitar las mismas debajo de algún corte de carne sobre la parrilla?

Una forma “piola” de saber la temperatura  de la parrilla es medirla con la palma de la mano. Colocando la palma de la mano lo más cerca de la parrilla posible (sin tocarla claro para no hacer asado de mano) y contar los segundos que uno aguanta antes de sentir la necesidad de sacar la mano porque nos estamos quemando.


Si la mano soporta la temperatura entre 1 y 2 segundos, es decir que no podemos mantener casi nada la mano a la exposición del calor que emiten las brazas, quiere decir que el fuego esta FUERTE

Si la mano soporta algo más, entre 3 a 4 segundos,  el fuego tiene un calor MEDIO

Si la mano puede soportar de 5 a 7 segundos sobre la parrilla, entonces el fuego es SUAVE


Por debajo de esta medición, es decir si no podemos aguantar ni un segundo la mano en el fuego o por encima, o sea podemos sostener la mano en la parrilla por más de 8 segundos, nos encontramos con temperaturas de parrilla que no son las ideales para hacer un asado.

¿Qué temperatura es la ideal para cada corte? Si bien podemos hablar muchísimo sobre diferentes técnicas y estilos de cocción de cada corte de carne, la gran mayoría de los asadores coincide en la regla del espesor, que dice que cuando menos centímetros de ancho tenga un corte, más fuerte debe ser el fuego y a medida que su grosor aumenta (y también el de tamaño de la pieza completa) la intensidad del fuego debe disminuir, claro está, siempre dentro de los parámetros que fijamos en el párrafo anterior.

Categorías
Apto para Celiacos Parrilla Recetas Vegetales

Cebollas al Malbec en tetrabrik a la parrilla

PARA 6 PERSONAS
INGREDIENTES

3 cebollas grandes
½ botella de Malbec
100 gramos de azúcar
2 camitas de romero
1 caja vacía tetrabrik
Granos de pimienta negra
Hilo
Papel de aluminio


PASOS

1. Pelar las cebollas y cortarlas en cuartos.
2. Abrir la caja de tetrabrik por uno de sus extremos , lavar bien la caja e poner las cebollas adentro.
3. Agregar el vino, el azúcar, el romero y los granos de pimienta a la caja a la caja.
4. Cerrar la caja y atar con hilo bien firme y finalmente envolver la caja en papel de aluminio.
5. llevar a parrilla a fuego directo (en el rincón donde tenemos la reserva de fuego) colocando la caja parada y cocinar por una hora.
6. Retirar del fuego abrir la caja y servir en un Bowl.

Categorías
Asado Cerdo Parrilla Recetas

Buffalo Ribs