Categorías
Cortes

Colita de Cuadril

La colita de cuadril, es un corte magro, sin huesos, de forma cónica, cubierto por una capa de grasa en uno de sus lados. Ideal para asar a la parrilla tanto en una sola pieza como también mechado con distintos rellenos. Su capa de grasa (que no debe extraerse) le agrega sabor y palatabilidad* haciendo de este corte uno de los más elegidos por los argentinos a la hora de hacer una asado.

¿Colita de cuadril o picana? Estos dos cortes se parecen un poco es su fisonomía por lo que mucha gente los confunde (inclusive leí varios artículos de páginas web especializadas en asados que hablan de ellos como sinónimos de un mismo corte). La realidad es que son cortes completamente distintos provenientes de distintos extremos del cuadril y la colita, por tratarse de un musculo que “trabaja” más en la vida del animal es más proclive a quedar un poco más dura en caso de no cocinarse a fuego bien lento y por no menos de una hora. Sin embargo si tenemos en cuenta un par de puntos importantes tanto a la hora de comprar como a la hora de asar este corte no tenemos por qué preocuparnos y el resultado final seguramente será un gran aplauso para el asador.

A tener en cuenta:

 No comprar colitas de cuadril de más de 1,2 kilos. Se tratan de cortes correspondientes a animales grandes y seguramente menos tiernos

 No retirar la grasa que la recubre

 Cocinar siempre primero del lado de la grasa

 No girar hasta que la grasa quede crocante y la colita de cuadril empiece a sudar por la parte superior

 Nunca pinchar la colita de cuadril, perderíamos todos los jugos. Para dar vuelta usar unas pinzas y si son machos hacerlo con la mano

 Al sacar de la parrilla dejar reposar unos minutos para que se los jugos se reabsorban y el corte quede homogéneo.

Categorías
Cortes elasadoperfecto

Entraña

La entraña es un corte típico de la parrilla argentina y no puede faltar en ningún asado que se quiera llamar tradicional o criollo. Veamos un poco de que se trata este corte y algunas claves para que nos salgan perfectas.

Que es la entraña?

El corte de la entraña vacuna corresponde a la parte periférica del diafragma del animal, pegado a la costilla, Es un corte chato y delgado, cubierto con una membrana de grasa de un lado y del otro pequeñas tiritas de grasa que son las responsables del sabor tan característico. Hay dos tipos de entraña, una fina y una gruesa, Lo ideal es siempre comprar la fina porque la gruesa tiene mucho tejido conectivo y no es tan tierna.

Consejos a la hora de comprar

  • Fijate que la grasa que la cubre sea blanca y no amarilla, lo cual te va a garantizar que sea  fresca
  • Que la pieza este completa y sin cortes o lastimada: muchas veces los carniceros inexpertos a la hora de despostar  la entraña, terminan recortando y lastimando la misma y por ahí vamos a perder jugos y sabor a la hora de llevarlos a la parrilla

Consejos a la hora de salar y desgrasar

  • Retirar la membrana de grasa es opcional y la mayoría de los asadores no lo hacen, ya que si está bien cocina, esa grasa queda crocante y agrega textura a la carne, pero si la decisión es sacarla, lo más simple es hacerlo con la mano, tirando cuidadosamente de la misma y sacándola toda de una sola pieza
  • La entraña es un corte ideal para usar sal gruesa ya que no necesita  ingresar profundo en los tejidos como en los cortes más grandes y le suma un crocantito buenísimo a la hora degustarla
  • 1 hora de macerado en limón y chimichurri le agrega un sabor único

En la parrilla

  • Asar con fuego fuerte 15 minutos del lado de la grasa (aquí es donde se pone crocante) y 5 minutos del otro lado. Así vamos a tener entrañas crocantes y jugosas al mismo tiempo
  • Son ideales para “arrancar” la noche así que podemos “tirarlas” a la parrilla bien abrimos el juego junto con unos pancitos y unas rodajas gruesas de tomates. Acompañado con chimichurri mezclado con una cucharada de mayonesa queda perfecto.

Para creativos

  • Al momento de dar vuelta la entraña, pone un poco de queso roquefort en toda la entraña y tapala con una fuente dada vuelta. La combinación es buenísima!
Categorías
Asado Carne Cortes Parrilla

Picana

LA PICANA, LA REINA DE LA PARRILLA

Así como muchos nombran al matambre o al vacio como cortes de origen argentino, la gran mayoría de la bibliografía de asados y parrillas coloca a la picana (o picanha) como un corte de origen brasilero, sobre todo por lo gran popularidad en las “churrasquerías “ del país de la samba y el carnaval. Sin embargo la historia nos dice algo distinto y podemos afirmar que, al igual que el dulce de leche y Maradona, la picana es argentina!

Cuentan, que allá por los años 1960 en Brasil este corte ni siquiera formaba parte de las cartas de las parrillas y restaurant, hasta que una noche, en las cercanías de San pablo, más precisamente en el restaurant Bambú (que todavía existe y está cerca del aeropuerto de congonhas), un millonario extravagante, fiel cliente de este establecimiento, en una de sus visitas ordeno al camarero un bife de cuadril argentino, el cual nunca llego, y en su lugar le presentaron una corte triangular en forma de bolsa y con una capa de grasa blanca que le daba un sabor mantecoso único. Después de terminar de comer y quedar fascinado por el sabor y la terneza de este nuevo corte, mando a llamar al asador, que justamente era tucumano y le contó que al no tener corazón de cuadril lo que le había servido era un corte que allá por sus pagos lo llamaban picana, por ser la parte del cuarto trasero donde se golpeaba al animal con un palo que tenía una fierro en la punta a la hora de arrear el ganado. Este palo se llamaba picana.

A partir de ese día, Baby Pignatari (así se llamaba el play boy millonario en cuestión) pidió el mismo corte en cuanto restaurant de Brasil visitase  y su popularidad a partir de ese momento no hizo más que crecer, hasta que por mediados de los ´80 ya ocupaba el puesto número 1 entre las preferencias de los consumidores brasileros y todo gracias a la capacidad de improvisación (que tanto nos caracteriza) de ese parrillero tucumano.

Y ahora que ya sabemos que es más tucumana que los alfeñiques, te tiro un poco de data para que en el próximo asado todos en la mesa griten “¡un aplauso para o asador mais grande do mundo!”

         Al momento de comprar elegí cortes que no superen los 1,200 kg. Y si conseguís de 800/900 grs. No dudes en comprarlas, esas tienen certificado de terneza.

         Nunca le pidas al carnicero que la desgrase, antes de llevarla a la parrilla solo retírale la grande en forma de membrana que se encuentra del lado magro del corte.

         Si bien es común en los restaurant encontrarnos con bifes de picana (sobre todo para acortar el tiempo de cocción) una buena picana, para que sea perfecta,se hace en una sola pieza.

         Jamás la pinches con el tenedor para darla vuelta. Perderias el precisado juguito que hace a la picana tan sabrosa

         Tampoco cortes la punta para saber si ya está lista. Tene paciencia!!!

         Una buena forma de cocción es cocinar unos minutos a fuego bien fuerte (para saber medir el fuego ver La Gaceta) del lado que no tiene grasa, luego dar vuelta y cocinar del lado de la grasa a fuego medio 1 hora y media para darla vuelta por última vez y cocinar 25 minutos más a fuego bajo.

         Sale con salmuera dando pinceladas cada 10 o 15 minutos, así la carne permanecerá hidratada y no se harán costras.

Categorías
Carne Cerdo Cortes Tecnicas

5 Claves para Mollejitas Perfectas

MOLLEJITAS PERFECTAS

Las mollejitas a la parrilla son riquísimas cuando están bien cocinadas pero sin ningún lugar a dudas no son un tema para un principiante de las brasas y para lograr un buen resultado hay que empezar en la carnicería. Acá te damos un par de claves para que queden perfectas.

1. UN BUEN ASADO EMPIEZA EN LA CARNICERÍA

Al comprar mollejas hay que primero asegurarse que lo que estamos comprando son realmente mollejas y no alguna otra glándula que el carnicero quiera vendernos, tiene que ser aproximadamente del tamaño de una mano, en forma de gota y en una sola pieza. Pedirlas lo más desgrasadas posibles para ahorrarnos trabajos posteriores.

2. PRE-COCCIÓN CON LECHE

Colocamos las mollejas en una olla con agua y leche (partes iguales) y las llevamos a ebullición por 30 minutos. Antes de poner las mollejas en la olla, con un cuchillo con buen filo retiramos la membrana que cubre las mollejas y los excedentes de grasa.

3. EL CORTE CORRECTO

Después de hervir las mollejas y una vez frías, vamos a tratar de sacarles nuevamente la grasa de los bordes (como ya se habrán dado cuenta este corte tiene mucha grasa y retirar lo máximo posible nos mejora mucho el sabor en la parrilla) y vamos a proceder a cortarlas en fetas longitudinales de 1 dedo de espesor (1,5 cm por si tienen dedos muy finos o muy gruesos). Este corte va a permitir que el macerado que vamos a preparar a continuación se pueda absorber de la mejor manera y la carne se impregne de sabor.

4. EL MACERADO

Ya con las mollejas cortadas vamos a colocarlas en un bowl donde preparamos un aliño con jugo de limón, ajo en láminas, perejil picado, orégano, ají molido y un poco de pimentón dulce, vamos a mezclar todo hasta asegurarnos que todas las fetas estén en contacto con el aliño y lo vamos a guardar en la heladera hasta el momento que vayan a la parrilla. Lo ideal es que estén por lo menos 2 horas en macerado.

5. LA TEMPERATURA DE LA PARRILLA

Al momento de llevar a la parrilla, es importante lograr mollejitas bien crocantes por fuera y tiernas por dentro es llevarlas a fuego bien fuerte durante unos pocos minutos, cuidando que no se “arrebaten” darlas vuelta y agregando con un pincel el líquido del aliño que nos quedó en el bowl.

Categorías
Asado Carne Cerdo Cortes

Matambre

QUE ES MATAMBRE?

El matambre es un corte netamente Argentino, y aunque también en Uruguay, Chile (Malaya) y México (sobrebarrida) se lo utilice es claro que es en estas latitudes donde se hizo famoso y lo condecoraron con las mejores recetas, ya sea para la parrilla o como fiambre para comer frío. Se trata de un corte vacuno, que corresponde a una lonja de carne que se encuentra entre el cuero y las costillas, es chato y amplio, especial para arrollar o para cubrir con queso y otros elementos.

Su receta más popular es el matambre a la pizza, de Origen argentino, consiste en cocinar el matambre al horno o a la parrilla y cubrirlo con salsa de tomate, queso mozzarella y rodajas de tomate fresco como si se tratase de una masa de pizza. Otro uso popular es en forma de fiambre en forma de arrollado relleno de huevo duro, zanahorias y otros vegetales.

También podemos encontrar matambre de cerdo, que corresponde a la mismo corte que el vacuno, siendo este mucho más tierno y de cocción más rápida.